Después de que hace quince días se decretara en todo España el estado de alarma, la provincia de Ourense regista ocho fallecimientos a causa del COVID-19. En el día de ayer fueron dos personas las que perdían la vida a causa de esta pandemia.

El número de infectados ya ha alcanzado la cifra de 385, de los que todavía están enfermos 370. De los afectados 66 se encuentran hospitalizados en el CHUO, 7 de ellos en la UCI.

En el día de ayer se registraron dos fallecimientos, un hombre de 63 años y una mujer de 88, ambos con antecedentes médicos que los hacían más vulnerables al virus.

Foto del CHUO
Foto del CHUO

La residencia San Carlos en Celanova, sigue siendo el principal foco de infectados con un total de 63 contagiados, de los cuales 18 son empleadas del centro.

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunciaba ayer una restricción de movimientos todavía más severa con el fin de evitar que el virus se siga propagando. Esperemos que la medida comience a dar sus frutos lo antes posible.