El gobierno británico prohíbe a sus empresas de telecomunicaciones la compra de material a Huawei

Huawei
Huawei

Conmigo o sin mi, esa parece ser la máxima que se establece para todos los países cuando se habla de Huawei. Tras la cruzada iniciada por la Casa Blanca con el polémico Trump a la cabeza, Huawei ha visto como las puertas de su expansión internacional se iban cerrando una tras otra.

El turno ha llegado ahora para el primer ministro británico Boris Johnson, que ha decidido inclinar la balanza hacia el cierre de sus fronteras al fabricante chino.

A partir de 2027 no podrá quedar rastro alguno en las empresas de telecomunicaciones británicas de componentes que lleven la rúbrica de Huawei. Para que esta medida se haga efectiva, se prohíbe la compra de material a esta empresa a partir del 1 de enero.

Esta medida parece encontrar fundamento en un informe elaborado por el Centro Nacional de Ciberseguridad que cuestiona la participación de Huawei en las nuevas redes 5G, alegando para ello motivos de seguridad. Un informe que ha venido de perlas al gobierno británico al que Donald Trump presionaba para que tomara una decisión al respecto.

El director ejecutivo de Huawei tras conocer la noticia, no ha dudado en manifestar que esta decisión atendía a motivos políticos y no de seguridad.

Pin It on Pinterest

Ir arriba