D. José Luis Jiménez Martínez, presidente del Colegio de Médicos de Ourense: “Todo el mundo está infectado mientras no se demuestre lo contrario”

Colexio Oficial de Médicos

La provincia de Ourense al igual que el resto de Galicia, registra desde hace días un ascenso continuado de contagios por coronavirus. Lo que muchos ya califican como quinta ola, afecta en su mayor parte a la población que tienen menos de 40 años, un grupo de población pendiente de vacunación todavía en España. La llegada del buen tiempo, la relajación de alguna medidas restrictivas y la vida social, entre otros factores, han hecho que las cifras de contagio alcancen cotas semejantes a las registradas el pasado mes de febrero, cuando los efectos de la cuarta ola comenzaban a remitir.

Según los últimos datos facilitados por el Sergas, 1.243 pacientes del área sanitaria ourensana tienen a 13 de julio de 2021 la infección activa, de ellos 692 residen en la capital. Si bien es cierto que la presión asistencial en los centros hospitalarios de la provincia se mantiene por el momento controlada, con 12 pacientes de coronavirus en planta y ninguno en UCIs; los médicos ourensanos han hecho un llamamiento al sentido común y a la prudencia para limitar la expansión del virus y sus posibles consecuencias.

El doctor, Don José Luis Jiménez Martínez, Presidente del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Ourense, ha charlado con Ourense.com acerca de la situación actual y como ésta puede afectarnos en un futuro no muy lejano.

Doctor, los datos acerca de los contagios en la provincia se mantienen en ascenso día a día, el hecho de que en torno a un 60% de la población en Ourense tenga la pauta de vacunación completa ¿Nos permite tomarnos esta quinta ola con mayor tranquilidad?

Yo no usaría la palabra tranquilidad, tenemos una quinta ola porque yo sí lo considero una ola, superior y mucho más explosiva de lo esperado, por lo tanto de tranquilidad nada.

Es una ola, distinta, por un lado afecta fundamentalmente a pacientes jóvenes que además no están vacunados y eso implica que el riesgo de que las infecciones y las enfermedades sean graves es menor; van a producir por lo tanto menos ingresos y menos muertes, eso es clarísimo. Pero esto no significa que no las produzcan, se estima que 1 de cada 100 infectados menores de 30 años va a ingresar, el hecho de que la enfermedad sea más leve no significa que no sea enfermedad. Por lo tanto de tranquilizarse nada, un ingreso es algo preocupante siempre.

Los ingresos hospitalarios se mantienen a fecha 13 de julio en 13 pacientes en planta, y ninguno en UCI ¿Podemos decir que al menos la situación que tenemos ahora es de menos gravedad?

Si hablamos de situaciones irreversibles o muy graves podemos decir que si es cierto que el nivel de gravedad es menor que en anteriores olas que amenazaban con bloquear los hospitales. Ahora lo que está en peligro de bloqueo es la atención primaria, que ya estaba en una situación fatal y ahora todavía peor. Estamos en verano, con lo que ello conlleva a nivel de personal y con muchos profesionales dedicados a la vacunación, por lo tanto no es una buena noticia. No es tan grave, estoy de acuerdo, pero para nada estoy de acuerdo con algunas aseveraciones que he visto y escuchado, sobre todo en redes sociales de personas incluso, de importancia representativa de nuestra provincia, de las cuales parece deducirse que los jóvenes se contagian y ya está.

Y esto no es así por dos razones principalmente: hay que tener en cuenta que en torno a un 10% de las personas que tienen la pauta de vacunación completa, tienen lo que llamamos “fallo vacunal”. Los vacunados se contagian y contagian, lo que pasa es que en general no sufren la enfermedad grave, pero ya estamos conociendo datos en Cataluña de personas ingresadas por Covid a pesar de estar vacunadas. Ayer mismo se notificaba el fallecimiento por Covid de una persona de 80 años con la pauta de vacunación completa. Por tanto en una situación de importante transmisión comunitaria como la que tenemos en Ourense, las probabilidades de contagio e ingreso de personas ya vacunadas es mayor. Por lo tanto es fundamental parar esta ola.

Por otro lado, los ingresos de pacientes menores de 40 años están ahí, en menor número, pero suceden.

¿El hecho de que exista una transmisión comunitaria del virus con las cotas que estamos teniendo, supone un mayor riesgo de que el virus mute?

Sin duda, el virus circula entre los no vacunados y entre los vacunadas, esto no hay que olvidarlo. El vacunado tiene que hacer por ahora las mismas cosas prácticamente que los no vacunados, esto es algo que la gente a menudo olvida. Y efectivamente lo que dices es cierto, la posibilidad de que haya variantes aumenta con el virus en circulación; les llevan a tener mayor capacidad de infectividad que es lo que está pasando con la variante Delta, que no es más grave pero que se transmite con mayor facilidad. Esto hace que se ponga en peligro la tan pretendida inmunidad de rebaño, los expertos están considerando que el efecto benéfico de las vacunas para toda la población solo va a llegar según los últimos estudios cuando se llegue a una cota de vacunación de un 90% de la población.

Estamos ante un virus que puede darnos un giro de guion en cualquier momento, hay que tener por lo tanto, un poco más de paciencia. Entiendo que esto para los mayores es fácil pero para la población más joven comprendo que es más difícil. Y cuando digo jóvenes no hablo solo de 30 para abajo, estamos estigmatizando a las personas de esa edad y a la vista está que hay una relajación clarísima de todo el mundo en general. La gente está haciendo una vida casi normal y eso por desgracia no es todavía posible.

Desde la Xunta se está barajando la posibilidad de nuevas restricciones ¿Considera que son una medida necesaria para parar esto?

A ver, yo creo que el gran problema de toda la pandemia han sido dos cosas

Primero, las medidas se han adoptado y al final no se han cumplido; a mi lo que más me gustaría, creo que a todos los sanitarios, es conseguir que se cumplan cualquiera de las medidas que se toman. Por ejemplo, ahora se permite no usar mascarillas en exteriores salvo que uno esté a menos de dos metros de otro y esto no se cumple. Ya no estamos hablando en la calle, que tampoco se hace, sino en las casas, en los bares…en todos los sitios. Entonces si no tenemos medidas que se cumplan o que se hagan cumplir tenemos un problema; e igual llegados a este punto quizás una sanción ejemplarizante puede servir para que cunda el ejemplo. ¿Qué habrá restricciones? Pues a la vista de como están evolucionando las cosas, mucho me temo que sí.

Y segundo, la gente no ha acabado de entender como es este virus y como funciona. Ahora es necesario conservar la actividad del país, conservar la actividad de la economía, algo que se pueden hacer si la gente conociera realmente como funciona este virus. Nos podemos juntar, pero en grupos más pequeños, con mascarillas todo el tiempo, evitando interiores….. hay muchas cosas que se pueden hacer y que no estamos haciendo. Habría que inculcarle a la gente que si somos inteligentes, si hacemos las cosas bien, salvamos a la gente de la hostelería por ejemplo que está cayendo todo sobre ellos; la administración no tiene otros sitio donde actuar porque no es capaz de meterse en las casas, de parar incluso un botellón como sucedió en nuestra ciudad. Por lo tanto hay que insistir en la concienciación de la población, esto de juntarse no convivientes en interiores como se está haciendo no es inteligente. Hay una frase que hay que tener siempre presente: Todo el mundo está infectado mientras no se demuestre lo contrario, incluso si está vacunada porque como hemos dicho se infecta y contagia. Por lo tanto seamos responsables.

¿Es la vacunación el fin del coronavirus?

Evidentemente la vacunación es imprescindible, necesaria, pero en estos momentos no es suficiente. Esperemos que en septiembre, octubre con un 90% de la población vacunada y siempre y cuando no haya mutaciones significativas en el virus, podamos estar más tranquilos. Desgraciadamente la gente tiene que tener claro que este verano tampoco puede ser normal, hay que entender la dificultad económica que tiene todo esto, pero con la expectativa de que en octubre podamos estar tranquilos, de momento toca ser prudentes.

Desde Ourense.com queremos agradecer la colaboración del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Ourense y en especial a su presidente, el doctor Don José Manuel Jiménez Martínez por su predisposición para atendernos siempre.

Esta entrevista fue realizada el martes, 13 de julio.

Pin It on Pinterest

Ir arriba
Utilizamos nuestras Cookies y alguna de terceros para poder ofrecerte la mejor experiencia cuando visites Ourense.com. Si lo deseas, puedes informarte en nuestra web sobre cada una de las Cookies que usamos e incluso también eliminar aquellas que no sean esenciales. Para una mejor experiencia con nosotros te ofrecemos la posibilidad de activar o desactivar las cookies no imprescindibles en cualquier momento desde el menú correspondiente. Nuestra Política de Privacidad también está a tu servicio.    Más información
Privacidad