Cuidados de nuestras mascotas durante los meses de frío

Con la llegada del invierno y la consecuente bajada de temperaturas, los miembros de la familia animal, suelen, igual que nosotros, padecer las consecuencias. Prepararlos adecuadamente, es vital para que no sufran las inclemencias más duras de esta estación del año.

Lo primero que debes de hacer es chequear el estado de tu mascota, una revisión a tiempo le librará de un empeoramiento de su salud como consecuencia de la climatología adversa. El final del otoño es una buena época para asegurarte con un simple chequeo, de que todo está en orden, sobre todo si hablamos de mascotas de edad avanzada.

Si tu compañero animal, es de pelo largo, déjaselo crecer. Todos sabemos que la naturaleza es muy sabia y ha dotado a cada especie de lo necesario para salir adelante en cada momento. Cuando ya no le haga falta, lo notarás por la alfombra de pelo que se extenderá a tu alrededor. Ni que decir tiene que un pelo largo necesitará de los cuidados necesarios, si el frío te impide salir a comprar, busca una tienda online de animales especializada en la que podrás encontrar todo lo que necesites sin moverte del sofá. En unas horas lo tendrás en casa para sacarle el máximo partido.

Perro
Perro

Déjalos en casa, donde la temperatura ideal para ellos, al igual que para nosotros, estará garantizada. No te olvides de mantener, a pesar de este consejo, la actividad diaria que tu mascota exige. En función de las necesidades que cada uno de ellos tengan, serán aconsejables paseos más largos o más cortos. Si eliminas de manera drástica la actividad física como consecuencia de la meteorología, cuando intentes retomarla quizás no pueda responder a ello. Su físico se habrá mermado tanto, sobre todo si hablamos de animales de edad avanzada, que podrían llegar incluso a sufrir lesiones al reanudar una rutina de ejercicio más intensa.

Consulta con el profesional adecuado para saber si has de modificar su alimentación. Las bajas temperaturas, pueden obligarte a que le suministres un mayor aporte calórico. Puede suceder, todo lo contrario si por ejemplo, su actividad va a verse limitada.

El uso de ropa puede estar indicada para aquellos compañeros que estén más delicados de salud o que no cuenten con un pelaje que los proteja. Existen en el mercado multitud de opciones para que nuestros animales de compañía vayan protegidos con las últimas tendencias de moda canina.

Y por último, y no por ello menos importante, un consejo que debe hacerse extensible a todos los miembros de la familia: cuidado con las fuentes de calor que usamos para amortiguar los efectos del duro invierno. Debemos prestar especial atención, a las estufas eléctricas o a las chimeneas que puedan ocasionar terribles accidentes.

Con estos consejos, ni las temperaturas más gélidas, ni las lluvias más torrenciales mermarán la salud de nuestra familia animal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Ir arriba