Cómo medir la altura de las mamparas de ducha

Ducha

Te contamos cuales son los factores a tener en cuenta a la hora de cambiar tu bañera por una ducha. Esta es sin duda una de las obras que todos alguna vez acabamos haciendo en casa. Antes de decidir como va a ser el proyecto final, el asesoramiento de un profesional con experiencia será fundamental para que el proyecto final satisfaga todas tus expectativas.

A menudo no tenemos en cuenta factores tan simples como la altura que debe tener nuestras mampara o cuáles son los factores a tener en cuenta para saber cuál es la altura ideal. Consulta a tu fontanero de confianza, visita tu tienda de reformas más cercanas o conoce conducha, una web especializada de la que podrás sacar las mejores ideas.

Consejos para tener la ducha ideal

Una vez que te hayas decidido a cambiar tu antigua bañera por una ducha es conveniente que tengas en cuenta algunos detalles

1- ¿Qué tipo de ducha quieres poner?

Las duchas puedes ser rectangulares, en semicírculo, que ocupen toda la pared o parte de ella. También es importante que te tomes tu tiempo en elegir el tipo de suelo que lleva la ducha; sobre todo y por encima de todo asegúrate que es antideslizantes. Según datos estadísticos, en España se producen un total de 280 accidentes domésticos por hora, de los que gran parte de ellos son resbalones en la bañera. Hoy en día casi la totalidad de duchas llevan firme de resina, un material que aporta fiabilidad a la hora del baño

2- Conoce todos los tipos de mampara que hay para poder escoger la que mejor cubra tus necesidades y gustos. Tu elección, naturalmente estará determinada por el tipo de ducha que tengas instalada.

Las mamparas que existen actualmente pueden ser semicirculares, ideales para espacios pequeños; angulares, que son las que se colocan para duchas pequeñas que se sitúan en una esquina del baño, o mamparas frontales, que pueden ser de una o dos puertas.

3- Fíjate en la altura que debe tener la mampara; este pequeño detalle que parece sin importancia pero que debe ser tenido en cuenta sobre todo si las personas que la van a usar son de una estatura considerable.

Lo mejor, como dicen los abuelos es que sobre antes que falte; la altura de las mamparas suele oscilar entre el 1,80 y los 190 centímetros. No es menos cierto, sin embargo que cada vez más personas optan por la instalación de mamparas más altas para evitar engorrosas salpicaduras a la hora de la ducha diaria. Este tipo de instalaciones de gran altura, son mucho más vistosas en inmuebles con techos altos, ya que la sensación de amplitud se agranda con la verticalidad de la mampara. Debemos tener cuidado, sin embargo con este tipo de mamparas tan elevadas, si los techos no son muy altos, pues el acúmulo de humedad sería mucho mayor al impedirse la correcta ventilación en cierto modo.

Con estos consejos y la ayuda de un profesional el cambio de bañera por ducha, será todo un acierto para tu hogar.

Pin It on Pinterest

Ir arriba