Qué es el Jogo do Bicho, la lotería más popular de Brasil

El Jogo do Bicho es una lotería muy popular en Brasil que, aun siendo creada en 1892 y mover grandes cantidades de dinero en apuestas, continúa a día de hoy siendo completamente ilegal. Según una investigación llevada a cabo por la BBC, el creador de esta lotería fue el Barón Joao Batista Drummond. La idea era atraer visitantes a un zoológico que poseía en Vila Isabel, al norte de Río de Janeiro.

Brasil

El Barón Joao Batista Drummond cada mañana elegía a uno de sus animales de los 25 que tenía el zoo. A continuación, colocaba su foto en la entrada, en el interior de una caja. Los visitantes del zoo tenían la opción de comprar un boleto con la imagen de alguno de esos 25 animales. Al terminar el día, como cabe suponer, el mismo barón abría la caja de madera de la entrada y aquel visitante que coincidiera con su propio boleto obtenía un premio 20 veces el valor de la entrada, un dinero nada despreciable para aquellos tiempos.

El Jogo do Bicho crece

El éxito del jogo do bicho no tardó en superar los límites del zoológico, rápidamente se extendió por todo Río de Janeiro. Aquella situación se descontroló y en diez años fue declarado ilegal por el gobierno brasileño.

Pero esta situación no impidió que el juego siguiera su curso, creciendo aún más en el número de jugadores. Y es que, el entorno donde se desarrollaba, permitía la proliferación de actividades ilegales, siendo esta la única vía de acceso al dinero para muchas familias. El fin de la esclavitud y la entrada masiva de inmigrantes produjeron un rápido crecimiento de las ciudades y de la creación de zonas pobres en lo que lo ilegal era lo habitual.

En cualquier caso, nunca hubo un exceso de celo por parte de las autoridades para acabar realmente con este juego, la ley no llegaría a aplicarse con contundencia, los castigos no eran, ni son, lo suficientemente eficaces para que los “bicheros” dejasen el negocio. Los beneficios iban en aumento y siempre compensaban el riesgo de ser capturados por la policía.

La superstición que rodea el juego y la clave social, fundamentos de su crecimiento

Efectivamente, el Jogo do Bicho siempre estuvo rodeado de magia. Algo que tiene relación con el poder elegir el animal, y es que esta elección condujo a que la gente comenzara a interpretar sus sueños, a relacionarlos con las matrículas de los coches y con los números de forma algo mágica.

Esto afianza la confianza que se tiene en la garantía de cada apuesta, pese a que está gestionado por un grupo que podría considerarse mafioso. Siempre se sabe de antemano cuánto van a poder ganar, del mismo modo que todos saben lo que van a pagar.

Por otro lado, el negocio, por muy ilegal que sea, se presenta como una herramienta social para financiar iniciativas populares relacionadas, sobre todo, con el mundo de la cultura, como por ejemplo con su popular carnaval. Un buen ejemplo de esto es la libertad que algunas escuelas de sambas lograron, profesionalizándose algunas de ellas, facilitando que se crearan desfiles más trabajados.

Así mismo, proporcionaba trabajo estable para un buen número de residentes, creando riqueza en los barrios.

Cómo se juega al Jogo do bicho

Participar en este juego no es nada complicado. Como se ha venido indicando se trata de un juego de apuestas en el que el jugador elige diferentes animales, esperando que los elegidos sean los ganadores. Los premios se deciden durante el sorteo.

Existen dos tipos de apuestas que deberán llevarse a cabo antes de que comience el sorteo, por lo que existe un límite de tiempo.

Las apuestas son a animales. La más sencilla es a un solo animal (simple) y va complicándose a medida que se van sumando animales, a dos (dupla), a tres (terna)… Y las apuestas a números, también conocidas como avanzadas, que son los números que aparecen junto a los animales. Se puede acertar a las dos últimas cifras (decena), tres últimas (centena), o a toda la cantidad (millar).

En un principio, cuando se comienza a jugar, solo se puede acceder a la apuesta simple, pero se permite realizar todas las apuestas que se quieran. Según se vaya subiendo el nivel, el jugador podrá ir desbloqueando más tipos de apuestas para que, de este modo, tenga opciones a premios más grandes.

En resumen, cada uno de los 25 animales tienen su equivalencia en cuatro números. Comienzan con el avestruz, con los números del 01 al 04, y terminan con la vaca, con los números del 97 al 00. Como norma general, son las dos últimas cifras del número que haya salido en la lotería nacional brasileña la que determina el boleto con el animal ganador.

La otra fórmula, la de los números, será elegir cuatro números y que la suerte acompañe cuando la lotería de Brasil diga el primer sorteo. En estas apuestas se puede llegar a ganar 700 euros por cada real que se haya apostado.

Pin It on Pinterest

Ir arriba
Utilizamos nuestras Cookies y alguna de terceros para poder ofrecerte la mejor experiencia cuando visites Ourense.com. Si lo deseas, puedes informarte en nuestra web sobre cada una de las Cookies que usamos e incluso también eliminar aquellas que no sean esenciales. Para una mejor experiencia con nosotros te ofrecemos la posibilidad de activar o desactivar las cookies no imprescindibles en cualquier momento desde el menú correspondiente. Nuestra Política de Privacidad también está a tu servicio.    Más información
Privacidad